Guillermo Cruz: “Mendoza es una provincia de innovadores”

Por: Ishwara.

En ocasiones, los ruidos de las elecciones, la polarización, los altibajos de la economía o la frivolidad suenan más fuerte que los procesos de resiliencia y la transformación social. Y así, en medio de ese caudal, un día nos despertamos en Mendoza con tres enormes acontecimientos que pasan casi desapercibidos: primero, la creación de un Laboratorio de Innovación Social (UNCULAB), en la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO). Segunda, la visita del reconocido intelectual Otto Scharmer, profesor del MIT y creador de la Teoría U, quien ofrecerá una charla gratuita para ochocientas personas en septiembre. Finalmente, el Encuentro Global +B, un evento internacional que reunirá a cerca de mil asistentes de diversas latitudes, para pensar cómo la fuerza positiva del mercado puede contribuir a la equidad y la protección ambiental.

Estos tres hechos son el resultado de un largo y profundo proceso de cambio de mentalidad en la Provincia. Son producto de comenzar a pensar, hablar y actuar acerca de nuevas economías, integración social, sustentabilidad o triple impacto. Son, de una u otra manera, acontecimientos los que ha contribuido Guillermo Cruz, actual Secretario de Extensión y Vinculación de la UNCUYO y ex Subsecretario de Industria y Comercio del Ministerio de Economía de Mendoza. Durante su gestión pública y desde su regreso a la Universidad en el mes de septiembre de 2018, ha dirigido sus esfuerzos hacia la gestión eficiente, el cuidado de lo público, la innovación social y la interconexión entre sectores.

Guillermo Cruz es Licenciado en Administración, fue Gerente de una Bodega y durante doce años fue Director del Instituto Tecnológico Universitario (ITU). Es padre de cuatro hijos y practica squash. Se define como “gestor” y adhiere al orden como punto de partida, uno de los ejes de la gestión del actual Gobernador Alfredo Cornejo. Su paso por el Gobierno consolidó ese perfil organizador y le regaló un aliado: Guillermo Navarro, actual Coordinador del UNCULAB. Con él comenzó a hablar y soñar hace un par de años de estos aires que hoy hacen de Mendoza un interesante caso de innovación para el mundo.

“Aprendimos que lo que necesitábamos para el futuro era un acuerdo social distinto. Este acuerdo social por supuesto buscaba resultados económicos, porque necesitamos ser productivos, eficientes y competitivos. Pero estos indicadores no podían generar exclusión social”.

Ishwara: Es un tiempo de celebración para la Universidad. Se crea UNCULAB, se espera la visita de uno de los profesores más prestigiosos del mundo y el complejo de Naves (Universitaria y Cultural) se convierte en sede del Encuentro Global +B. ¿Cuándo llegan a su vida las semillas de la innovación y del triple impacto, y cómo comienzan a retoñar en su vida profesional?

Guillermo Cruz: Las semillas llegaron cuando asumí, en 2015, la Subsecretaría de Industria y Comercio del Gobierno de la Provincia de Mendoza. Ahí conocí a Guillermo Navarro, un joven con rastas, zapatillas y amante de la bicicleta, quien era Director de Innovación Social. Con él se creó el Área de Innovación Social y Desarrollo Económico dentro la Provincia. En ese momento se comenzó a pensar una forma distinta de la matriz económica y se reconocieron actores anteriormente invisibilizados. Lo primero que planteamos fue cómo darle sentido a la Ley de Responsabilidad Social Empresaria.

Sin embargo, nos dimos cuenta de que esta ley tenía parámetros diferentes a los que buscábamos, porque dejaba la economía igual. Es cierto, permitía que las empresas dieran un poco de lo que sobraba para ayudar y de esta forma obtenían un beneficio fiscal. Pero no era suficiente, así que empezamos a “bucear” y a conocer otras formas de hacerlo. Aprendimos que lo que necesitábamos para el futuro era un acuerdo social distinto. Este acuerdo social por supuesto buscaba resultados económicos, porque necesitamos ser productivos, eficientes y competitivos. Pero estos indicadores no podían generar exclusión social. Debían cuidar la inclusión, la equidad y el medio ambiente. Teníamos que dar una vuelta rápida para pensar cómo actuábamos en esta dirección y generábamos actividades sustentables.

En este sentido comenzamos ver resultados de pruebas pilotos con productores mendocinos y fue evidente cómo las personas actuaban de una manera distinta. Apreciamos cómo al ser protagonistas del cambio los procesos sucedían diferentes. A lo anterior, se unió la Cumbre de París, con su fuerte llamado a hacer del cuidado ambiental una prioridad. Obviamente, como todos los ámbitos del conocimiento, uno va estudiando, aprendiendo involucrándose y enamorándose hasta que hace parte de la vida y el ejercicio profesional. Por ello, cuando regresé a la UNCUYO, lo primero que establecimos con nuestro equipo es que los ejes nuestra gestión serán los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. La creación de este Laboratorio busca generar procesos de ecosistemas colaborativos, porque la verdad debemos construirla entre todos.

Entrevista a Guillermo Cruz.

 

Ishwara: Cuando asume el cargo en el Gobierno, existía un panorama económico nacional y local orientado a la austeridad y el impulso al crecimiento económico tradicional. ¿Cómo fue asumir en esa coyuntura un camino creativo que incluía la integración social, la inversión en innovación y la sustentabilidad?

La realidad nos ha mostrado que la economía como la hemos concebido y desarrollado no ha dado resultado. Por lo cual había que hacer algo distinto. Era necesario innovar y Mendoza es una provincia con esa capacidad de innovadora. Sin embargo, cuando hablamos de innovación muchas veces sólo la reducimos al ámbito de la tecnología. Pero va más allá: se pueden innovar procesos, canales, mercados y organizaciones. ¿Asumimos riesgos, claro que sí? Pero tuvimos la fortuna de contar con ministros que nos apoyaron y un Gobernador que confió en nosotros.

Por ejemplo, tanto en el desarrollo emprendedor como en las acciones orientadas a los beneficios fiscales, se generaron herramientas que han permitido al sector empresarial tomar este nuevo camino del Triple Impacto. Un ejemplo de ello es el programa Mendoza Emprende, que incubaba procesos sostenibles, con aportes no reembolsables y donde los emprendedores debían presentar era un análisis de triple impacto. Nos interesaba el resultado económico, pero había un énfasis las acciones sociales y ambientales.

¿Por qué crear un Laboratorio como UNCULAB en y desde la Universidad?

Porque considero que la Universidad tiene personas que pueden liderar procesos de cambio. Si creemos que en la Universidad se concentra una gran parte de los saberes, por lo menos los académicos, ella tiene la responsabilidad de asumir un liderazgo. La tarea de UNCULAB es externa e interna. Busca generar ecosistemas colaborativos con diversos sectores de la sociedad, pero también mostrarle a los actores universitarios nuevas formas de hacer, otras maneras de mirar y la necesidad de colaborar. La colaboración es el gran eje las acciones del Laboratorio. Pero esa colaboración no se da desde un punto de vista de “entrego lo que me sobra”, sino el ponerse en el lugar del otro, para comprender sus necesidades y demandas. Desde esta perspectiva se puede crear algo totalmente distinto.

Otto Scharmer dialogando con el entrevistador.

 

A mediados de septiembre, en el marco del Encuentro Global + B organizado por Sistema B, vendrá a Mendoza el profesor Otto Scharmer. Este pensador ha revolucionado el liderazgo con su Teoría U y generado una verdadera revolución enseñando a diversas organizaciones nuevas maneras de vivir el cambio. Ustedes en la Universidad han logrado que el profesor ofrezca una clase magistral para ochocientas personas, que tendrá entrada gratuita. ¿Qué espera de esta visita y qué soñaría que pasara después de la intervención de este intelectual?

Sentimos una gran responsabilidad. Estamos contentos de que una persona con su amplitud de pensamiento, su trayectoria y sus logros venga a Mendoza. Además nos emociona la posibilidad de que un gran número de mendocinas y mendocinos puedan escucharlo y participar de su charla abierta. Ahora, tenemos una responsabilidad: puede ser un recuerdo, para que alguien diga: “Alguna vez estuvo un profesor del MIT”. o puede ser un hito, si logramos plantar la semilla para sembrar un movimiento transformador en la sociedad. Creo que ese es el gran desafío. El gran desafío es cómo somos capaces de transmitir a la sociedad la importancia de la visita de Otto Scharmer. Si somos capaces de transmitir el potencial y las personas pueden prepararse para recibirlo, conocer su trayectoria, los principios de la Teoría U y su potencial de transformación. Si ochocientas personas se dejan inspirar por su mensaje, pueden ser agentes de cambio en el desarollo de sus actividades. Habremos sido capaces de crear una fuerza importante en la Provincia de Mendoza para esa transformación.

“¿Por qué llegó este Encuentro? Porque Mendoza tiene un ecosistema particular. Tiene una economía y una forma de gestionar distinta, ya sea desde el Gobierno, el sector empresario, la Universidad o los sectores sociales”.

El Encuentro+B llega a Mendoza y este evento global pone tono Latinoamericano a movimientos mundiales como B Lab y B Corp. Esta cita reunirá cerca de mil personas para hablar de nuevas formas de liderar economía y escoge como sede Mendoza, justo en un año de elecciones y con los desafíos sociales conocidos por todos. Parecería una contradicción o haría pensar que en Mendoza “están pasando cosas”. ¿Qué factores hacen que la Provincia resulte atractiva para un encuentro de estas magnitudes?

Pienso que Mendoza, como ocurre en la lógica de cualquier sistema, ha sido una parte de un gran movimiento de cambio. Nosotros en la Provincia tuvimos la fortuna de estar en el momento preciso. Como sociedad, impulsamos la creación de Mendoza +B, desde el Gobierno, la Universidad y con mucha fuerza desde el sector privado. Lanzamos Mendoza+B cuando sólo exitían en Latinoamérica Río +B y Santiago +B. Recuerdo que en la constitución estábamos en una sala para cincuenta personas y para nosotros era un logro haber convocado ese número de asistentes. Hoy creo que no entraríamos en esa sala. Obviamente, Mendoza tiene receptividad. Empezamos a trabajar y rápidamente la sociedad empezó a entender. Mendoza es una Provincia de innovadores, que hace las cosas distintas. Es tan distinta que es de las pocas con una Ley de Aguas y una Ley de Ordenamiento Territorial.

¿Por qué llegó el Encuentro+B? Porque Mendoza tiene un ecosistema particular. Tiene una economía y una forma de gestionar distinta, ya sea desde el Gobierno, el sector empresario, la Universidad o los sectores sociales. Mendoza tiene institucionalidad y eso es fundamental.

Este año celebramos la efeméride de la llegada del hombre a la luna, en términos de creatividad se habla de los “sueños lunares”. Esos grandes anhelos que quizás por pudor no le contamos a nadie. ¿Cuál sería el gran sueño lunar de Guillermo Cruz en esta secretaría de Vinculación y Extensión? ¿Y cuál podría ser el gran sueño de Guillermo para Mendoza?

El gran sueño para la Secretaría de Extensión y Vinculación es que se convierta en un punto de encuentro. Que podamos ser ese espacio entre la Sociedad y la Universidad. Y partir del trabajo que estamos realizando podamos acompañar a la Universidad en esta nueva forma de ver la economía y la sociedad. El gran sueño se alinea también con la generación de herramientas, para que la Universidad pueda brindar a la sociedad acciones que generen un impacto positivo y un cambio en la vida de las personas. Así mismo, los temas de trabajo decente y sustentabilidad serían parte de ese sueño lunar. Para Mendoza, considero que debe ser una provincia distinta, a donde la gente quiera llegar a trabajar y a vivir, porque exista la institucionalidad, el orden, la transparencia y la equidad. Si además de estos factores trabajamos en el tema de la sustentabilidad haremos de Mendoza un lugar digno para vivir.

Fotografías Guillermo Cruz: Francisco Martínez Espinosa. / Fotografía Otto Scharmer: Presencing Institute. 

 


Ishwara

Nació en Colombia. Director de Hojas de Inspiración. Conferencista, escritor y meditador. Director de Proyectos de la organización New Future Society.

 

Noticias recomendadas
Contáctanos

Si tienes alguna sugerencia o si conoces alguna historia inspiradora.

Niños de Bakongo pintando en el suelo.Otto Scharmer teaching in U-Lab