Mónica Guitart: Encuentro entre educación y humor

Por: Mauricio Manini
Es temprano cuando Mónica Guitart recibe a Hojas de Inspiración en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Cuyo (Mendoza, Argentina). Alumnos entran a buscar a la “tía Mónica”, no sólo por ser su docente y por ocupar el cargo de Directora de Asuntos Estudiantiles, sino porque saben que ella puede guiarlos con cariño para resolver dudas de todo tipo. Después de responder las diversas consultas, hacemos uso de un espacio en la Biblioteca para sostener este diálogo.

Mauricio Manini: ¿Cuándo descubriste que querías ser docente?

Mónica Guitart: Lo descubrí de niña cuando jugaba a las muñecas, ellas eran mis alumnas. Les enseñaba y tomaba examen, algunas aprobaban y otras no. Hoy me apasiona enseñar y me nutro de mis alumnos. Puedo llegar cansada al aula, pero al entrar es como renacer y divertirme. Sentir esa devolución de los alumnos y compartir historias hacen que durante ese tiempo no sienta cansancio.

Esta respuesta explica la vocación docente, ¿pero por qué la Matemática?

Tuve una mala experiencia cuando era niña. Yo hacía los problemas de Matemática de una manera distinta y una profesora me reprendió por no hacerlo como estaba en el pizarrón. Pero, en primer año, otra profesora me felicitó por la iniciativa y me invitó a explicarlo. “No, yo no soy buena en esto”, le dije. Pero me insistió y cuando lo hice sentí que valía, tenía aptitudes para la Matemática y me apasionaba. Esa profesora fue mi inspiración y en ese instante supe que quería ser docente de Matemática.

Imagínate lo que las palabras pueden hacer en tus alumnos. El docente impacta en el corazón de los alumnos, para bien o para mal.

¿Has podido inspirar a tus estudiantes de una forma similar?

¡Sí! Me impactó la vez que una joven me dijo que quería ser profesora de Matemática para ser como yo. Esta experiencia fue muy fuerte. Le dije: “Vos tenés que ser vos… Pero, ¿por qué querés ser como yo?”. Me contestó: “Porque te veo feliz”. Y le aconsejé: “Entonces eso es lo que tenés que buscar, ser feliz como sos vos”.

Imagínate lo que las palabras pueden hacer en tus alumnos. El docente impacta en el corazón de los alumnos, para bien o para mal. Los docentes impactamos siempre. Aquí la retribución, las sonrisas, las lágrimas o el “Gracias profe” son las formas de demostrarte que aportaste tu granito. Hay momentos en los cuales creás complicidad con tus alumnos. Les digo: “Este tema es amargo, lo sé, por favor bánquenme [aguántenme] que después viene lo lindo”. Entonces se genera una unión con ellos. Mis mayores cómplices son mis alumnos.

 

Permitido reír, estamos en clase

Mónica Guitart además de ser docente se ha especializado en educar con humor. Está convencida de que es una herramienta para mejorar el proceso didáctico. Su tesis de postgrado fue sobre esa relación, es miembro de la International Society of Humor Search y es conferencista en congresos internacionales.

¿Cuándo aparece el uso del humor en tu profesión?

El chiste tiene el objetivo preciso de educar. No soy una humorista para pasar el rato, el chiste lo empleo con el mismo nivel con el que pondría un ejercicio abstracto. Detrás de él hay un fundamento. Hago análisis, estudios semióticos y hasta calculo el tiempo que debo dejarlos reírse. Evalúo las posibles respuestas y si una respuesta es muy rica debo capitalizarla. Siempre busco orientar, para que cada chiste aporte al conocimiento.

Contrario a lo que se piensa, es más difícil crear una clase con humor que sin él, porque debés considerar muchos frentes e irte adaptando. Por ejemplo, antes hacía comparaciones con Facebook y ahora lo hago con Instagram. Además, el alumno se siente especial cuando se hacen chistes internos de la profesión, que no entendería alguien de afuera.

¿Conocés otros profesionales que trabajan en la misma línea?

Quiero inspirar a otros para que hagan investigaciones profundas como la que he llevado a cabo. Conozco maestras y maestros que lo usan en Didáctica, Matemáticas Historia, Francés e Inglés. Hay un grupo de profesoras de español en Inglaterra y Alemania, con quienes trabajé en España. En Ciencias Sociales y Lengua se puede trabajar mucho, un ejemplo es Les Luthiers y su Cumbia epistemológica.

¿En qué ámbitos la educación puede cambiar al mundo?

La educación cambia el mundo. No es que puede, lo hace. Los países que avanzan son aquellos que apuestan por la educación. Es necesario formar buenos docentes y hacer de ellos figuras importantes de la sociedad. Lo anterior se hace con políticas que pongan a la educación como primer objetivo.

Si hay educación, tenés herramientas para salir de la pobreza. Un docente que debe trabajar dos o tres turnos, ¿cuándo estudia? Al no destinar recursos para la educación, el sistema se corrompe.

¿Y cómo contribuye el humor a esta ecuación transformadora?

La educación será el camino para cambiar el mundo, y el humor mejora claramente la educación. Genera vínculos, mejora la creatividad, provoca la inteligencia, incita a estudiar y a continuar en la búsqueda. Yo no digo que todos deban usarlos, pero es un comodín. Te da fuerza e impacta sobre el conocimiento.

¿Quiénes han sido tu inspiración y qué te inspira hoy?

Dos pilares fuertes son mis padres, quienes me insistieron que la educación era mi futuro.
Ahora me inspira ver a un joven que fue mi estudiante en la secundaria, tenía dificultades y hoy está a punto de graduarse como ingeniero. O una joven que padecía bullying y ahora es una mujer exitosa, empresaria. Ellos estuvieron en mi aula, los vi crecer y hoy son árboles que dan sus frutos.

El docente no obtiene una respuesta inmediata, sino en el largo plazo. Esa semilla que uno plantó puede germinar [se emociona y brillan sus ojos]. Me inspira pensar que colaboré para que esa mujer y ese hombre sean hoy felices. Uno como docente desconoce cuánto puede aportar.

 

Charla de Mónica Guitart en TEDxPaseoAlameda

 


Mauricio Manini Williams

Mauricio Manini Williams

Comunicador social, viajero latinoamericano de vocación periodística. Ha redactado para Diario Los Andes y otras publicaciones de su natal Mendoza. Diplomado en Herramientas Educativas para el Siglo XXI. Ha sido docente y capacita en oratoria y debate. Ha acompañado como coach el proceso de las charlas TEDxPaseoAlameda.

 

Contáctanos

Si tienes alguna sugerencia o si conoces alguna historia inspiradora.