Un catálogo para dar brillo a emprendedores textiles

Por: Constanza Soler

Es cierto que lo esencial es invisible a los ojos, como decía Antoine de Saint-Exupéry. Sin embargo, es importante que existan canales para visibilizar lo que hacemos. Y es mejor, representar ese “más allá” material y difundirlo colectivamente, para que pase del anonimato a la identidad cultural.

El área de Industrias Creativas de la Secretaría de Cultura de Mendoza, coordinada por Sebastián Ladrón de Guevara, se hizo eco de este llamado para escuchar, capacitar, conectar y comunicar. El resultado: una innovadora herramienta creativa para difundir el trabajo de emprendedoras y emprendedores textiles locales: El catálogo Soy Textil: muestra del sector textil mendocino. Allí, se pueden apreciar en línea las historias, propuestas, rostros y creaciones de veintiséis emprendedores, que buscan con sus marcas inspirar el consumo y la moda local.

Feria de textiles en el parque General San Martín de Mendoza.

 

El catálogo se presentó a comienzos de julio en la Secretaría de Cultura, pero este es sólo una muestra de un largo camino transitado y del esfuerzo del equipo de Industrias Creativas para promover la comercialización de los emprendimientos locales. Mirar atrás resulta elemental a la hora de entender quiénes fueron hilvanando los detalles de una historia apasionante.

Cuando se indaga sobre el arduo proceso de consolidación del catálogo, el economista Sebastián Ladrón de Guevara recuerda: “El año pasado [marzo 2018] hicimos una capacitación en una de las principales falencias que suelen tener los sectores de la industria creativa: cómo comercializar lo que hacen. Tenemos un convenio firmado entre la Secretaria de Cultura y FECIC (Fundación para la Educación, la Ciencia y la Cultura), fundada por los discípulos del nobel argentino Bernardo Houssay y donde funciona un centro de capacitación de emprendedores cuya directora ejecutiva es Cecilia Bunge. Con ella y a través de este espacio, se hizo una formación sobre herramientas de comercialización físicas y on line. Lo hicimos exclusivamente con el sector textil, porque cada sector de industrias creativas tiene su propia genética y poco o nada se sabe. Nos llevamos una sorpresa. Armamos un solo taller para trabajar con aproximadamente 50 emprendedores y se inscribieron casi 200, por lo que tuvimos que hacer doble turno. Eso nos marcaba una demanda importante en la temática y en la cantidad del sector”.

“La gran mayoría de ferias son muy ‘tuti fruti’ en cuanto a lo que ofrecen. Pero desde lo público tenemos que mostrar y comunicar cómo es la identidad de cada uno de los sectores”.

Los asistentes venían de diversos sectores, algunos tenían productos desarrollados y otros estaban dando sus primeros pasos. Sin embargo, la capacitación fue transversal y dejó satisfechos a los participantes. Sobre la importancia de los espacios exclusivos para cada sector, Ladrón de Guevara afirma: “A partir de esa primera capacitación nos propusimos hacer un primer encuentro de muestra y comercialización que se llamó Soy Textil. Por lo general, no existen espacios de muestras exclusivos de cada sector. La gran mayoría de ferias son muy ‘tuti fruti’ en cuanto a lo que ofrecen. Pero desde lo público tenemos que mostrar y comunicar cómo es la identidad de cada uno de los sectores. Cuando hicimos el Soy Textil, las personas presentes lograron darse cuenta de que todo lo que estaban observando era textil en sus diversas formas. Entre ellos mismos comentaban: Ah, esto es diferente. Y eso permite dos variantes: una externa y una interna. La externa es que la gente pueda observar qué sucede con el espacio del sector textil donde vive. Y la interna, es ponerse en contacto y en reflejo de qué está pasando con los emprendedores que trabajan en el mismo sector. Sobre todo, porque muchos de los emprendedores de industrias creativas, no saben que son un sector y que, como tal, necesitan mostrar todas las manos juntas”.

Tela bordada y teñida con tintes naturales.

 

Ese primer encuentro fue un éxito. Las estadísticas producto del permanente seguimiento que realiza el área Industrias Creativas, revelaron que más del 45 por ciento de las ventas fueron on line. Lo anterior significa que sin la capacitación, los emprendedores habrían perdido ese 45 por ciento de ventas. Sobre el tema, el Coordinador del área afirmó: “Estamos dando el primer paso para lograr una futura comercialización on line que tiene una mecánica muy compleja, porque estamos hablando de emprendedores con productos exclusivos, no tan industriales y con un concepto muy fuerte”.

Ya en ese primer encuentro Soy Textil, Ladrón Guevara pensaba en el catálogo. No obstante, debió esperar al segundo encuentro del Soy Textil, realizado en los jardines del Museo Cornelio Moyano, a mediados de mayo, para empezar a darle forma. Fue después de ese encuentro y con mucho tiempo de trabajo que Industrias Creativas convocó al fotógrafo Damián Verzini, para crear el catálogo de los veintiséis emprendedores mendocinos que representan al sector textil. Allí, se puede encontrar diversas expresiones de lo textil: desde ecoprint, pasando por la joyería y la indumentaria, hasta lencería.

“Lo que buscamos desde la industria creativa es que el resultado de productos y servicios se observen más allá de la materialidad. Si no existe un concepto detrás, para nosotros no es industria creativa”.

Sin dudas, esta nueva herramienta facilitará la comercialización de los emprendedores locales. Pero también será un canal fundamental para todos los mendocinos cuyo consumo no se limita al de la materialidad, sino que trasciende a ella y busca un concepto. Así lo enfatiza Ladrón Guevara: “Lo que buscamos desde la industria creativa es que el resultado de productos y servicios se observen más allá de la materialidad. Si no existe un concepto detrás para nosotros no es industria creativa. No hay un único concepto en la identidad, pero sí nos fijamos que quienes estén incorporados en el catálogo tengan ese concepto. En estos tiempos las personas quieren comprar experiencias y no sólo un producto”.

Fotos: Cortesía Área de Industrias Creativas, Secretaría de Cultura de Mendoza.

 


Constanza Soler

Coordinadora Editorial de Hojas de Inspiración. Comunicadora Social, especializada en Sostenibilidad. Ha sido colaboradora de los medios Los Andes, El Sol, Filosofía Aquí y Ahora y el Canal Encuentro. Ha acompañado iniciativas con propósito como Quinto Impacto y Mendoza+B.

 

Noticias recomendadas
Contáctanos

Si tienes alguna sugerencia o si conoces alguna historia inspiradora.

Paneles de energía solar en Mendoza.